¿Desea reducir el tabaquismo – opte por cigarrillos bajos en nicotina?

En un interesante estudio realizado por Benowitz sobre un grupo de 135 fumadores de entre 18 y 70 años que probaron a cambiarse a los cigarrillo con menos nicotina. Resultó que el grupo no compensó la falta de nicotina fumando más cigarrillos y por tanto inhalando más alquitrán y toxinas.

Por el contrario, el consumo de nicotina por parte de los fumadores se redujo progresivamente a medida que se redujo el contenido de nicotina de los cigarrillos. Los participantes del estudio tomaron menos de nicotina y el consumo de cigarrillos y la exposición a toxinas y carcinógenos en el humo, como el monóxido de carbono e hidrocarburos aromáticos policíclicos, se mantuvieron estables.

“La reducción del contenido de nicotina de los cigarrillos no parece ser perjudicial para los fumadores, como se evidencia en ningún aumento en los cigarrillos fumados por día y ningún aumento en la exposición a los productos de la combustión del tabaco de humo de tabaco”, dijo Benowitz.

Los primeros cigarrillos bajos en nicotina con Filtros para un menor consumo

De acuerdo con Benowitz, estudios realizados en una generación anterior en relación a cigarrillos bajos en nicotina, demostraron que los fumadores compensaban el consumo ​​casi en un 100 por ciento, tomando mucha más nicotina y alquitrán de lo previsto.

Dijo que esos cigarrillos en realidad no contenían menos nicotina. Esos cigarrrillos tenían filtros ventilados y papel poroso para filtrar menos nicotina y alquitrán. Eso funcionó bastante bien con las máquinas expendedoras. Pero los fumadores respondieron fumando grandes bocanadas, más rápido, más frecuentes, lo que implicó más nicotina y alquitrán anulando por tanto el efecto de los filtros que fueron diseñados para limitar el consumo.

A diferencia de la generación anterior, los actuales cigarrillos bajos en nicotina objeto de estudio contienen menos nicotina. La reducción se consigue ya sea mediante la extracción de nicotina del tabaco, o por manipulación genética del tabaco para reducir su contenido de nicotina.

Ahora se ha descubierto que la reducción de contenido de nicotina en los cigarrillos durante un período de tiempo no hace que el individuo fume más para compensar.

El siguiente paso es estudiar el nivel de nicotina que se requiere en un cigarrillo para mantener la adicción. Sabiendo esto, nos permitirá averiguar cuál es el nivel ideal para que una persona pueda ir dejando el tabaco y la duración del proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comente sus necesidades en seguros
de salud con nuestro equipo

Bsure Health Insurance
×